Como surfistas, nos pasamos muchas horas en la playa y en contacto con el agua. Es posible que en uno de esos largos baños nos encontremos con un delfín, o tortuga que se encuentre en problemas y vaya hacia la playa. En esos casos tenemos que saber cómo actuar para ayudar y tratar de hacer el menor daño posible al animal.

Recuerda que ningún animal solitario va hacia la arena sin ningún motivo. Lo más probable es que esté en problemas. En ese caso hay que ayudarle, lo primero que hay que hacer es:

  1. Llamar al 112: lo primero es avisar al 112 para que puedan avisar al organismo competente y que ellos valoren la situación del animal. Lo más importante es que estén informados para poder actuar.
  2. Separar a la multitud y no tocar al animal, hay que delimitar un perímetro para evitar que la gente se eche encima de él y lo estrese. Recuerda que estos animales están protegidos por la ley y está prohibido agarrarlos.
  3. Estas especies funcionan por ecolocalización. Para que el animal esté tranquilo y te vea venir tienes que acercarte a él de frente, nunca por detrás.

rescate-1

(Simulacro realizado por la organización Equinac en la playa de San Lorenzo)

4. Estos animales son muy pesados, llegan a pesar toneladas, así que se pueden dar dos situaciones:

  1. Que la marea se haya retirado y el animal esté completamente apoyado en la arena. En este caso se estará asfixiando por su peso ya que su hábitat es la gravedad cero. Con mucho cuidado con las aletas hay que excavar en la arena por debajo para aliviar la presión, mientras se le echa agua encima y se le ponen toallas húmedas con cuidado de no tapar el espiráculo. Hay que mantenerlo hidratado.
  2. Que esté en la orilla de la playa, con suficiente agua alrededor. En este caso, entre dos personas ( o más, depende del tamaño) han de cogerle por la base, teniendo cuidado con las aletas, y despacio le darán la vuelta para que esté mirando hacia el océano. Esto le calmará mientras llegan los equipos de rescate. (*Silbar un poco también les calma)

Ahora toca esperar y mantener la calma. Es muy importante tener sumo cuidado con el espiráculo (agujero por el que respiran) por una parte de no tupirlo, sumergirlo y no echarle agua para que no se ahogue. Y por otra parte de no acercarse a él, y si se hace será con máscara ya que el animal puede estar enfermo y expulsar cualquier tipo de fluído.

Esperamos que nuestros consejos os hayan sido útiles. Si se da el caso, el animal que esté sufriendo esa situación agradecerá mucho vuestra actuación y saber hacer.

¡MUCHAS GRACIAS!

 

Anuncios