Las 10 normas del surf que debes conocer

Aunque el surfing no competitivo no tenga árbitros o jueces, cuenta con una serie de normas de obligatorio cumplimiento. Y es que cuando estamos en el agua todo pasa muy rápido, lo que podría provocar que se generara un auténtico caos o accidentes. Por eso, conocer este código de conducta es una de las primeras cosas que se deben de aprender cuando comenzamos a surfear. ¡Y así se lo transmitimos a nuestros alumnos en Tablas Surf School!

1 OBSERVA TU ALREDEDOR

El surf es un deporte que se practica en la naturaleza, por lo que la observación del medio es uno de los factores básicos a tener en cuenta. Identificar cómo está el mar, dónde están las corrientes es primordial para nuestra seguridad. Además, a través de la observación a otros surfers podemos aprender mucho: dónde situarnos en la rompiente, cómo hacer el take-off o por dónde remontar para no molestar al surfista que vaya en la ola son algunos ejemplos.

Antes de entrar al agua es muy importante observar durante unos minutos las condiciones.

2 SÉ EDUCADO

La educación es un aspecto fundamental en cualquier aspecto de nuestras vidas y, por supuesto, en el surfing también. Cosas como no remar directamente a la rompiente, saludar al resto de surfers que estén en el agua o disculparse de forma cordial si has cometido un fallo que pueda haber afectado a otro surfer son gestos sencillos que harán que la convivencia y el buen rollo en el agua estén asegurados. Así, también te ganarás el respeto y el aprecio del resto de personas con las que compartes sesión de surfing.

Recuerda: saluda, sonríe y pide disculpas si crees que has cometido un fallo.

3 RESPETA LA PREFERENCIA

¡Nunca saltes una ola! Si otro surfer ya se ha puesto de pie y va en la ola, respeta su turno. Esa ola corresponde a la persona que está surfeandola, y remarla e intentar cogerla, además de una falta de respeto, puede ser muy peligroso para los dos. En caso de hacerlo por accidente, recuerda pedirle disculpas al surfer e intenta cederle una de tus olas como gesto de cordialidad. Seguro que lo valora y aprecia el gesto que has tenido con el.

Si un surfista va en la ola, no la remes.

4 COMUNÍCATE EN EL AGUA

A veces resulta un poco difícil anticiparnos a las acciones de otras personas, por lo que para evitar accidentes o poder aprovechar más las olas, comunica tus intenciones al resto de surfistas.
Imagina que estás en un pico que rompe de izquierdas y derechas. Si es tu turno de coger la ola pero crees que alguien más la puede aprovechar para ir en la otra dirección, avisa con la dirección que vas a tomar tú.

Comunícate con el resto de los surfers. Si no llegas a coger una ola, avisa para que pueda cogerla otro.

5 NO SUELTES LA TABLA

Esto debería de quedar grabado a fuego en la cabeza de todo surfista. Nunca sueltes la tabla. Y si lo vas a hacer, asegúrate de que no haya nadie detrás tuyo. Así evitarás que tu tabla golpeé a otro surfista y pueda lesionarle.

6 NO MOLESTES A OTROS SURFERS

Recuerda que para llegar al pico, y por seguridad, nunca debes de estar en la trayectoria de un surfer que va en la ola. Antes de entrar al agua, observa cómo rompen las olas y por dónde están remontando el resto de surfers. Si después de coger una ola crees que es necesario salir del agua y caminar un poco para volver a entrar, hazlo.

7 AYUDA A LOS DEMÁS

Si cuando estás en el agua crees que hay otro surfer que pueda necesitar tu ayuda, acude a socorrerlo. Eso sí, siempre y cuando no comprometas tu seguridad. En ocasiones ayudar a otra persona también es buscar ayudar.

8 RESPETA EL ENTORNO

Tienes la suerte de practicar deporte en la naturaleza y la responsabilidad de mantenerla limpia y cuidada. A fin y al cabo, esto es una cuestión de sentido común. El mal estado de las playas, el agua, la arena y/o el parking nos influye a todos en nuestra salud y en nuestro bienestar.

9 COMPARTE TUS CONOCIMIENTOS

Aunque estés comenzando a surfear, siempre puede haber otro surfer que tenga menos conocimientos que tu, ya sea sobre la playa, el entorno y/o propiamente técnicos en cuanto al surfing se refiere. Si mantienes una actitud abierta y comunicativa, todos salimos ganando. La comunidad surfera será más rica y estará más unida.

10 ¡DISFRUTA!

El surfing es un deporte, incluso para mucha gente una forma de vida, que tiene el privilegio de practicarse en la naturaleza. Además de divertido, cuenta con multiples beneficios para nuestro organismo y ayuda a desconectar del día a día. Por lo que disfruta de cada sesión de surfing, sea mejor o sea peor, tienes el privilegio de estar en agua. ¡Recuérdalo!

¡No olvides que lo importante de surfing es disfrutarlo!

En Tablas Surf School tenemos una amplia experiencia iniciando a surfers en Gijón. Si estás pensando en comenzar, revisa nuestros cursos de surf de verano y contacta con nosotros.